Seleccionar página
Visitas en el Punto de Encuentro Familiar

Visitas en el Punto de Encuentro Familiar

La Convención de Derechos de niños de las Naciones Unidas, 20 noviembre de 1989, ratificada por España el 30 de noviembre de 1990, dispone en su artículo 9 «Los Estados participantes respetarán el derecho del niño que está separado de uno o ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos progenitores de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño». Nuestro estado velando por los intereses de los menores, fue adaptando la legislación en beneficio de éste, por lo que las comunidades autónomas fueron creando los Punto de Encuentro Familiar, como un lugar neutro donde el menor pudiese seguir manteniendo relaciones familiares, a pesar de la separación de sus progenitores o ausencia de convivencia con su familia biológica. El uso de los servicios prestados por el Punto de Encuentro Familiar se realiza mediante sentencia judicial. Por este motivo en los informes forenses de custodia y visitas de menores podremos aconsejar a los jueces el uso de este servicio como garantía para el cumplimiento de las visitas salvaguardando el interés de los menores, evitando que vivencien situaciones conflictivas que se puedan dar en su núcleo familiar. La utilización del Punto de Encuentro debe considerarse como un instrumento excepcional, revisable y modificable y sólo, como criterio a recomendar en el informe, en beneficio del menor y no en base a los intereses que presente cada uno de los progenitores. En los Puntos de Encuentro Familiar se pueden llevar a cabo cuatro tipo de visitas: Visita tutela, en las cuales existirá vigilancia por parte de un miembro del Equipo Técnico que supervisará de forma presencial...
Secuestro interparental (II), modificación legislativa

Secuestro interparental (II), modificación legislativa

El Real Decreto 411/2014, de 6 de junio, por el que se modifica el Real Decreto 896/2003, de 11 de julio, por el que se regula la expedición del pasaporte ordinario y se determinan sus características ha introducido cambios en la expedición de pasaportes a menores de edad. Este hecho se produce en una nueva realidad social, en el cual se intenta prevenir la salida de menores del país sin que un progenitor conozca este hecho, así como en los casos más extremos evitar el secuestro interparental de menores. Este cambio legislativo era necesario en el contexto actual como medida de protección de menores. Por este motivo, el Real Decreto 411/2014 detalla «cuando una persona que solicite la expedición del pasaporte fuera de menor de edad y no estuviese en posesión del documento nacional de identidad, por no estar obligado a su obtención, deberá aportar una certificación literal de nacimiento expedida por el Registro Civil correspondiente con una antelación máxima de seis meses a la fecha de presentación de la solicitud de expedición de pasaporte y que contengan la anotación de que se ha emitido a los solos efectos de la obtención de este documento. Para la expedición del pasaporte a menores de edad o personas incapacitadas, deberá constar el consentimiento expreso de quienes tengan atribuida el ejercicio de la patria potestad o tutela con la indicación, por su parte, de su ejercicio no se encuentra limitado para prestarlo, debiendo en caso contrario suplir su falta con autorización judicial. Este consentimiento se prestará ante el órgano competente para la expedición del pasaporte. También podrá prestarse ante fedatario público, en...
Secuestro interparental (I), aspectos forenses

Secuestro interparental (I), aspectos forenses

El secuestro parentofilial es la conducta que ejerce un progenitor cuando retiene a un menor, privándole del contacto con el otro progenitor, como expresión de un conflicto interno, que se resuelve utilizando al menor como un instrumento de chantaje emocional. El secuestro de un menor por su progenitor no suele ser vivenciado como tal, ya que existe la percepción de que el menor se encuentra protegido dentro de la relación paternofilial que existe, afirmación ésta que suele infravalorar los efectos que puede provocar este tipo de conductas sobre los menores; independientemente de que el menor salga del país, quede errando por distintas provincias, así como se obstaculice de manera activa el contacto de un progenitor con su hijo, son formas en las que se atenta directamente contra el derecho del menor y la libertad de éste a continuar con cada uno de sus progenitores, independientemente del problema que exista de trasfondo entre los mismos. El aumento de matrimonios interculturales ha puesto de relevancia el secuestro parental internacional de menores. En los países en que está creciendo los matrimonios entre personas de diferente nacionalidad, también lo hace esta problemática. El factor que conlleva un mayor riesgo para que se desencadene la salida de un menor sin la autorización del otro progenitor, se produce en los casos en los que el progenitor tiene vínculos emocionales, económicos con otro país distinto al de su residencia familiar. La movilidad geográfica que existe en la actualidad favorece este hecho. Desde el punto de vista psicológico forense, ante las sospecha de existencia de un posible secuestro parental, siendo este hecho un criterio de probabilidad y...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies