Seleccionar página

Mantenerse actualizado, un seguro de reputaciA?n profesional

Repercusiones forenses de la Demencia frontotemporal

La demencia frontotemporal es un síndrome clínico causado por una degeneración del lóbulo frontal del cerebro humano que puede extenderse al lóbulo temporal. Una de las variantes implica graves daños en la personalidad, con frecuentes cambios de humor, agresividad y/o quebrantamiento de normas sociales. Los síntomas conductuales incluyen apatía, letargia, agresividad, desinhibición que pueden generar comportamientos inapropiados, siendo frecuentes los de componente sexual. Estos cambios de conducta, mediante exploración clínica detallada, se dan de forma brusca en la vida del paciente, debutando con conductas que originen problemas legales con repercusiones forenses. Cuando los cambios conductuales son bruscos, asociados a fases degenerativas del cerebro, y no existen antecedentes penales en el sujeto, a través de entrevista colateral con algún familiar nos percatamos que la conducta ha empezado a empeorar desde unos meses atrás, con comportamientos que en muchas ocasiones, los han identificado como raros, pero no son capaces de aportar una justificación a los mismos ya que previamente nunca se había exhibido así a nivel conductual. Un análisis conductual detallado de los meses previos a la conducta penal nos llevará a plantear la hipótesis de un estado de inicio demencial. Los cambios conductuales de personalidad asociados a cuadros demenciales están determinados por el área de la lesión degenerativa; en el caso de que se centren en el área temporal o frontal tienden a un cambio conductual con predominio de la hostilidad, el mal carácter, explosivas reacciones ante estímulos neutros, y/o contenido agresivo de la conducta. Ante la sospecha de que las alteraciones conductuales pueden estar asociadas al inicio del estadio de la demencia, se deberá recomendar al Juez una exploración...

Violencia de género y maltrato animal

El pasado mes de mayo la Asociació de Propietarios de Perros de La Rioja (Applarioja) organizó la jornada «Animales de compañía: víctimas y medio en la violencia de género», invitádome en una de sus mesas para contar mi experiencia en violencia de género y maltrato animal. En esta jornada quedó demostrada la importancia que tiene el tema, así como la necesidad de que en nuestras valoraciones forenses analicemos de forma más profunda el uso de los animales como medio de ejercer violencia dentro del hogar. Teresa Coarasa, Fiscal delegada para la Violencia de Género de La Rioja, informó que «por la experiencia que vamos viendo, si que creo que el maltrato animal es indicativo de violencia de género, subrayando la importancia de que tanto policías, como profesionales de justicia estén al loro del maltrato de animales como indicativo de maltrato a la mujer o a los niños». A su vez expuso, que en su dilatada experiencia profesional, los casos más graves de violencia de género van ligados al maltrato animal. Desde nuestra experiencia, las víctimas nos especifican como les obligan a ver el maltrato del animal, siendo esta variable fundamental para el maltratador, ya que de esta forma, consigue subrogar a la víctima. En estos casos, no se persigue la muerte del animal, sino dejarlo convaleciente para seguir ejerciendo violencia sobre él y por ende amedrentar al resto de la familia. La exposición continua al visionado del maltrato animal provoca que el miedo se vaya instaurando de una forma sigilosa y muy enraizada en la mente de las víctimas. Nuria Querol, representante del Consejo de Médicos en la Comisión...

Ejercicio de la corresponsabilidad

Dentro del Anteproyecto de Ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio en materia de custodia compartida, se establece la posibilidad de que el juez otorgue la custodia compartida aunque ninguno de los dos progenitores lo hayan solicitado. El Consejo de Estado ha emitido informe desfavorable sobre que los jueces puedan imponer la custodia compartida en los casos en que los progenitores no la hayan solicitado. El órgano consultivo defiende que sólo debe establecerse «cuando uno de los padres lo solicite«. En base a este informe parece ser que el Ejecutivo rectificará en este sentido el Anteproyecto de Ley. Se alega como uno de los motivos de su retraso en su publicación. No se establece en el Anteproyecto que la custodia compartida prime sobre la modalidad monoparental. Es una decisión del órgano judicial en función del mejor interés del menor/es. De este modo en los informes forenses deberemos especificar la idoneidad para ejercer funciones parentales. Deberemos resaltar la capacidad de facilitar la viabilidad de corresponsabilidad parental de cada uno de los explorados. Dentro de estas funciones, especial atención a la variable de disponibilidad de que el padre o madre facilite las relaciones de los menores con ambos progenitores. Debemos abordar la motivación hacia la custodia de cada progenitor ya que especificarlo favorecerá los intereses del menor y el órgano judicial tendrá mayores elementos para decidir. Cuanta mayor información al respecto facilitemos desde nuestros informes psicológicos forenses, desde la sana crítica, el Juez podrá contar con estos elementos en su decisión judicial. Otras variable relevantes que deberemos reflejar en nuestros informes es el...

La edad de consentimiento sexual en España

La nueva Ley Orgánica 1/2015 de 30 de marzo en España, resalta una novedad interesante, se eleva la edad del consentimiento sexual a los dieciseis años. Una edad límite, que establece, que por debajo de la misma está prohibida realizar actos de carácter sexual con un menor. Las Naciones Unidas habían recomendado que en la reforma del Código Penal Español y en base a los Derechos del Niño se aumentase la edad de consentimiento en las relaciones sexuales, ya que los expertos en la materia, informaban que con 13 años no existe la madurez emocional necesaria para mantener, en plano de igualdad con adultos, relaciones sexuales. Esta elevación en nuestro Código Penal nos acerca a países de nuestro entorno, como Francia y Holanda que la mantienen en 15 años, Irlanda que la eleva a 17 años y Reino Unido, Suiza y Noruega que la sitúan en 16 años. La excepción y mínima edad se sitúa en el Vaticano, que la mantiene en 12 años. De esta manera, la realización de actos de carácter sexual con menores de dieciseis años será considerada, en todo caso, como un hecho delictivo, salvo que se trate de relaciones consentidas con una persona próxima al menor por edad, grado de desarrollo o madurez. Se mantienen las agravantes si además concurre violencia o intimidación, o si los abusos consisten en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías. En el caso de los menores de edad (menos de dieciocho años) pero mayores de dieciseis años, constituirá abuso sexual la realización de...

Prisión permanente revisable en España

La L.O. 1/2015 de 30 de marzo, por la que se modifica la L.O 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal de España, en su preámbulo II se detalla «la reforma introduce una nueva pena de prisión permanente revisable, que podrá ser impuesta únicamente en supuestos de excepcional gravedad asesinatos especialmente graves (sobre menores de 16 años o mediante grupos organizados), homicidio del Jefe del Estado o de su heredero, de Jefes de Estado extranjeros y en los supuestos más graves de genocidio o de crímenes de lesa humanidada en los que está justificada una respuesta extraordinaria mediante la imposición de una pena de prisión de duración indeterminada (prisión permanente), si bien sujeta a un régimen de revisión La prisión permanente revisable, cuya regulación se anuncia, de ningún modo renuncia a la reinserción del penado: una vez cumplida una parte mínima de la condena, un tribunal colegiado deberá valorar nuevamente las circunstancias del penado y del delito cometido y podrá revisar su situación personal». Esta Ley Orgánica entra en vigor el 1 de julio de 2015. La implantacióo de una medida inédita como esta en nuestro Ordenamiento Jurídico, abre el debate sobre la posible incongruencia de este sistema con el objetivo de las penas que marca nuestra Constitución Española en su art. 25.2, su orientación hacia la reinserción social del penado. Sin embargo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, considera que este tipo de medidas, como es la prisión permanente, es ajustada a la Convención Europea de Derechos Humanos siempre y cuando se fije un sistema de revisión, tal y como ha plasmado el legislador en esta reforma....

Trastornos de control, impulsos y conducta

Dentro del DSMV se han clasificado los problemas conductuales y de control de impulsos bajo el epígrafe de «trastornos destructivos de control de impulsos y conducta». Se incluyen entre ellos varios trastornos (cleptomanía, piromanía…) pero vamos a centrarnos en analizar dos de ellos, el trastorno explosivo intermitente y el trastorno conducta por su relevancia dentro de las evaluaciones forenses de imputados en delitos penales. El trastorno explosivo intermitente con arrebatos recurrentes en el comportamiento refleja falta de control de impulsos de agresividad, en contraste con el trastorno de conducta en el que existe un patrón de conducta repetitivo y persistente de comportamiento en el que no se respetan los derechos básicos de los demás, las normas o reglas sociales propias de la edad. Dentro de la diferenciación de cada uno de ellos, en el ámbito forense, destacar la persistencia o no de las conductas agresivas así como la motivación que subyace detrás de las mismas, ya que difiere en cada uno de los trastornos. Dada la importancia de la motivación delictiva en el contexto de evaluación forense, esta variable nos va delimitar la clasificación de cada uno de ellos y su impacto en el delito cometido. En el contexto de los trastornos explosivos intermitente las conductas delictivas aparecen sin sentido, sin motivación tras ellas, en momentos puntuales en los que se confronta al sujeto (ej. es las reacciones impulsivas y sin control cuando se produce la detención policial, reacciones intensas ante estímulos provocativos leves). De hecho entre los criterios del DSMV en su apartado C se específica «los arrebatos agresivos recurrentes no son premeditados (es decir son impulsivos, o...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This