Seleccionar página

Dentro del Anteproyecto de Ley sobre el ejercicio de la corresponsabilidad parental en caso de nulidad, separación y divorcio en materia de custodia compartida, se establece la posibilidad de que el juez otorgue la custodia compartida aunque ninguno de los dos progenitores lo hayan solicitado. El Consejo de Estado ha emitido informe desfavorable sobre que los jueces puedan imponer la custodia compartida en los casos en que los progenitores no la hayan solicitado. El órgano consultivo defiende que sólo debe establecerse “cuando uno de los padres lo solicite”. En base a este informe parece ser que el Ejecutivo rectificará en este sentido el Anteproyecto de Ley. Se alega como uno de los motivos de su retraso en su publicación.

custodiacompartidaNo se establece en el Anteproyecto que la custodia compartida prime sobre la modalidad monoparental. Es una decisión del órgano judicial en función del mejor interés del menor/es.

De este modo en los informes forenses deberemos especificar la idoneidad para ejercer funciones parentales. Deberemos resaltar la capacidad de facilitar la viabilidad de corresponsabilidad parental de cada uno de los explorados. Dentro de estas funciones, especial atención a la variable de disponibilidad de que el padre o madre facilite las relaciones de los menores con ambos progenitores. Debemos abordar la motivación hacia la custodia de cada progenitor ya que especificarlo favorecerá los intereses del menor y el órgano judicial tendrá mayores elementos para decidir. Cuanta mayor información al respecto facilitemos desde nuestros informes psicológicos forenses, desde la sana crítica, el Juez podrá contar con estos elementos en su decisión judicial.

Otras variable relevantes que deberemos reflejar en nuestros informes es el tipo de comunicación que tienen los cónyuges (así los nombra el Anteproyecto) como forma de abordar el grado de cooperación futuro que puedan llegar a tener en el ejercicio de la coparentalidad, así como las pautas educativas que discrepen de forma que pueda afectar al desarrollo del menor/es. El deseo de los menores deberá ser relevante siempre y cuando éstos no estén motivados por factores ajenos al propio menor, ni inducido por uno de los cónyuges. La proximidad de domicilios, específicamente al centro escolar del menor, será relevante, ya que la ejecución del día a día no deberá entorpecer la adaptación del menor a su entorno inmediato.

El vocabulario se modifica en favor de no dicotimizar las relaciones entre uno u otro progenitor del menor, dejando atrás los términos de custodio y visitas, para denominarse convivencia y régimen de estancia. El cambio de nombre hace hincapié en dar mayor relevancia a la comunicación y contacto frecuente entre padre e hijos sobre quién ostente la estancia del menor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR

Si te gusta, comparte

Be social!